Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Robert Graves-Raphael Patai: Compañeras de Adán

5 de junio de 2016



a. Habiendo decidido dar a Adán una compañera para que no fuese el único de su género, Dios le infundió un sueño profundo, le quitó una de sus costillas, hizo con ella una mujer y cerró la herida, Adán despertó y dijo: "Ésta se llamará varona, porque del varón ha sido tomada. Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se adherirá a su mujer; y vendrán a ser los dos una sola carne". Y el nombre que le dio fue Eva, "la madre de todos los vivientes"1

b. Algunos dicen que Dios creó al hombre y la mujer a Su propia imagen en el Sexto Día, dándoles el dominio del mundo2, pero que Eva no existía todavía. Ahora bien, Dios hizo que Adán diese nombres a todos los animales, aves y otros seres vivientes. Cuando desfilaron ante él en parejas, Adán —que era ya como un hombre de veinte años— se sintió celoso de sus amores, y aunque trató de acoplarse con cada hembra por turno, no encontró satisfacción en el acto. Por consiguiente exclamó: "¡Todas las criaturas menos yo tienen la compañera adecuada!" y rogó a Dios que remediara esa injusticia 3

c. Entonces Dios creó a Lilit, la primera mujer, como había creado a Adán, salvo que utilizó inmundicia y sedimento en vez de polvo puro. De la unión de Adán con esta demonia y con otra como ella llamada Naamá, hermana de Tubal-Caín, nacieron, Asmodeo e innumerables demonios que todavía infestan a la humanidad. Muchas generaciones después Lilit y Naamá se presentaron ante el tribunal de Salomón disfrazadas como rameras de Jerusalén 4

d. Adán y Lilit nunca encontraron la paz juntos, pues cuando él quería acostarse con ella, Lilit consideraba ofensiva la postura recostada que él exigía. "¿Por qué he de acostarme debajo de ti? —preguntaba—. Yo también fui hecha con polvo, y por consiguiente soy tu igual." Como Adán trató de obligarla a obedecer por la fuerza, Lilit, airada, pronunció el nombre mágico de Dios, se elevó en el aire y lo abandonó. 

Adán se quejó a Dios: "Me ha abandonado mi compañera". Inmediatamente Dios envió a los ángeles Senoy, Sansenoy y Semangelof para que llevaran a Lilit de vuelta. La encontraron junto al Mar Rojo, región que abundaba en demonios lascivos, con los cuales dio a luz lilim a razón de más de cien por día. "¡Vuelve a Adán sin demora —le dijeron los ángeles— o si no te ahogaremos!" Lilit preguntó: "¿Cómo puedo volver a Adán y vivir como una ama de casa honesta después de mi estada junto al Mar Rojo?" "¡Morirás si te niegas!", replicaron ellos. "¿Cómo puedo morir —volvió a preguntar Lilit— cuando Dios me ha ordenado que me haga cargo de todos los niños recién nacidos; de los niños hasta el octavo día de vida, el de la circuncisión, y de las niñas hasta el vigésimo día? No obstante, si alguna vez veo vuestros tres nombres o vuestra semejanza exhibidos en un amuleto sobre un niño recién nacido, prometo perdonarlo." Los ángeles accedieron, pero Dios castigó a Lilit haciendo que un centenar de sus hijos demonios pereciesen a diario"5 ; y si ella no podía matar a un infante humano a causa del amuleto angélico, se volvía con rencor contra los suyos 6

e. Algunos dicen que Lilit gobernó como reina en Zmargad, y también en Saba; y fue la demonia que mató a los hijos de Job7. Sin embargo, evitó la maldición de muerte que recayó sobre Adán porque se habían separado mucho antes de la Caída. Lilit y Naamá no sólo estrangulan a los infantes, sino que también seducen a los hombres que sueñan, cualquiera de los cuales, si duerme solo, puede ser su víctima 8

f. Sin desanimarse por no haber dado a Adán una compañera satisfactoria, Dios probó de nuevo y le dejó que observara mientras Él creaba una anatomía femenina utilizando huesos, tejidos, músculos, sangre y secreciones glandulares, y luego cubriéndolo todo con piel y añadiendo mechones de cabello en algunos lugares. La vista de eso causó a Adán tal desagrado que inclusive cuando esa mujer, la primera Eva, se mostró en toda su belleza sintió una repugnancia invencible. Dios supo que había fracasado una vez más y expulsó a la primera Eva. Adónde fue ella nadie lo sabe con seguridad 9.

g. Dios probó por tercera vez y actuó con más cautela. Tomó una costilla de Adán mientras éste dormía y formó con ella una mujer; luego le trenzó el cabello y la adornó, como una novia, con veinticuatro joyas, antes de despertar a Adán, quien quedó embelesado 10.

h. Algunos dicen que Dios creó a Eva, no con una costilla de Adán, sino con una cola que terminaba en púa y que formaba parte de su cuerpo. Dios la cortó y el muñón —ahora el coxis inútil— siguen llevándolo los descendientes de Adán 11.

i. Otros dicen que la idea original de Dios era crear dos seres humanos, varón y hembra, pero en cambio ideó uno solo con un rostro masculino que miraba hacia adelante y otro femenino que miraba hacia atrás. Otra vez cambió de opinión, quitó a Adán el rostro que miraba hacia atrás e hizo para él un cuerpo de mujer 12.

j. Otros más sostienen que Adán fue creado originalmente como un andrógino de un cuerpo masculino y otro femenino unidos por la espalda. Como esta postura hacía difíciles los movimientos y embarazosa la conversación, Dios dividió al andrógino y dio a cada mitad una nueva parte trasera. A esos seres separados los puso en Edén, prohibiéndoles que se unieran 13.


1. Génesis II.18-25; III.20.
2. Génesis I.26-28.
3. Gen. Rab. 17,4; B. Yebamot 63a.
4. Yalqut Reubeni ad. Gen. II.21; IV.8.
5. Alpha Beta diBen Sira, 47 ; Gaster, MGWJ, 29 (1880), 553ss.
6. Num. Rab. 16.25.
7. Targum ad Job I.15.
8. B. Shahbat 151b; Ginzberg, LJ, V.147-48.
9. Gen. Rab. 158,163-64; Mid. Abkir 133,135; Abot diR.Nathan 2 4 ; B.Sanhedrin 39a.
10. Gen. II.21-22; Gen. Rab. 161.
11. Gen. Rab. 134; B. Erubin 18a.
12. B. Erubin 18a.
13. Gen. Rab. 55 ; Lev. Rab. 141 ; Abot diR.Nathan 1.8; B. Berakhot 61a; B. Erubin 18a; Tanhuma Tazri'a 1; Yalqut Gen. 20 ; Tanh- Buber iii.33; Mid. Tehillim 139,529.

1. La tradición de que el primer trato sexual del hombre fue con animales y no con mujeres puede deberse a la práctica de bestialidad muy difundida entre los pastores del Medio Oriente, la que todavía es perdonada por la costumbre, aunque figura tres veces en el Pentateuco como un pecado mortal- En el Poema de Gilgamesh akkadio se dice que Enkidu vivió con gacelas y se codeaba con otros animales salvajes en el abrevadero hasta que lo civilizó la sacerdotisa de Aruru. Después de gozar de sus abrazos durante seis días y siete noches, quiso volver a unirse con los animales salvajes, pero, con sorpresa suya, huyeron de él . Enkidu supo entonces que había adquirido inteligencia y la sacerdotisa le dijo: "¡Eres sabio, Enkidu, semejante inclusive a un dios!"

2. Los babilonios sostenían que el hombre primitivo era andrógino. El poema de Gilgamesh da a Enkidu características andróginas: "El cabello de su cabeza como el de una mujer, con bucles que brotan como los de Nisaba, la diosa del Grano". La tradición hebrea se deriva evidentemente de fuentes griegas, porque las dos palabras empleadas en un midrás de Taanak para describir al Adán bisexual son griegas: androgynos, "hombre-mujer", y diprosopon, "de dos rostros". Filón de Alejandría, el filósofo y comentador de la Biblia helenista, contemporáneo de Jesús sostenía que el hombre fue al principio bisexual; y lo mismo opinaban los gnósticos. Esta creencia ha sido tomada claramente de Platón. Sin embargo, el mito de los dos cuerpos unidos por la espalda puede muy bien haberse fundado en la observación de mellizos siameses, que a veces están unidos de esa manera embarazosa. El Adán de dos rostros parece ser una fantasía derivada de monedas o estatuas de Jano, el dios del Año Nuevo romano.

3. Las divergencias entre los mitos de la Creación de Génesis I y II , que permiten que se suponga a Lilit como la primera compañera de Adán, son el resultado de un entrelazamiento descuidado de una tradición judea primitiva y una sacerdotal posterior. La versión más antigua contiene el episodio de la costilla. Lilit representa a las mujeres cananeas que adoraban a Anat y a las que se permitía la promiscuidad prenupcial. Una y otra vez los profetas censuraban a las mujeres israelitas por seguir las prácticas cananeas; al principio, según parece, con aprobación de los sacerdotes, pues su costumbre de dedicar a Dios las retribuciones ganadas de ese modo está expresamente prohibida en el Deuteronomio XXIII.18. La huida de Lilit al Mar Rojo recuerda la antigua creencia hebrea de que el agua atrae a los demonios. Los "demonios torturados y rebeldes" hallaron también refugio seguro en Egipto, Así Asmodeo, que había estrangulado a los seis primeros maridos de Sara, huyó "al Egipto superior" (Tobías VIII.3) cuando Tobías quemó el corazón y el hígado de un pez en su noche de bodas.

4. El trato de Lilit con los ángeles tiene su contraparte ritual en un rito apotrópeo que se realizaba en un tiempo en muchas comunidades judías. Para proteger al niño recién nacido contra Lilit —y especialmente a un varón, hasta que lo podía salvaguardar permanentemente la circuncisión— se trazaba con natrón o carbón de leña un anillo en la pared de la habitación donde nacía, y dentro de él se escribían las palabras: "Adán y Eva, ¡Fuera, Lilit!" También los nombres de Senoy, Sansenoy y Semangelof (de significados inseguros) eran escritos en la puerta. Si, no obstante, Lilit conseguía acercarse al niño y acariciarlo, él reía en su sueño. Para evitar el peligro se consideraba prudente golpear los labios del niño dormido con un dedo, ante lo cual Lilit desaparecía.

5. A "Lilit" se la hace derivar habitualmente de la palabra babilonia-asiria lilitú, ''demonio femenino, o espíritu del viento", uno de una tríada mencionada en los hechizos babilónicos. Pero aparece anteriormente como "Lillake" en una tableta sumeria del año 2000 a. de C. encontrada en Ur y que contiene la fábula de Gilgamesh y el sauce. En ella es una mujer diabólica que habita en el tronco de un sauce guardado por la diosa Inanna (Anat) en las orillas del Eufrates. La etimología popular hebrea parece haber derivado "Lilit" de layil, "noche", y, en consecuencia, aparece con frecuencia como un monstruo nocturno peludo, lo mismo que en el folklore árabe. Salomón sospechó que la Reina de Saba era Lilit, porque tenía piernas peludas: Su juicio de las dos rameras es recordado en 1 Reyes III.16ss. Según Isaías XXXIV.14-15, Lilit vive entre las ruinas desoladas del desierto edomita, donde le acompañan sátiros (se'ir), búfalos, pelícanos, búhos, chacales, avestruces, serpientes y cuervos.

6. A los hijos de Lilit se los llama lilim. En el Targurn Yerushalmi la bendición sacerdotal de Números VI.26 se convierte en : "Que el Señor te bendiga en todos tus actos y te preserve de los lilim". El comentarista Jerónimo del siglo IV d.de C. identificó a Lilit con la griega Lamia, una reina libia abandonada por Zeus y a la que su esposa Hera le robó los hijos. Se vengó robando los de otras mujeres.

7. Las Lamias, que seducían a los hombres dormidos, chupaban su sangre y comían su carne, como hacían Lilit y sus compañeras demoníacas, eran conocidas también con el nombre de Empusae, "forzadoras"', o Mormolyceia "lobas espantosas", y se las describía como "Hijas de Hécate". En un relieve helénico aparece una Lamia desnuda montada a horcajadas en un viajero dormido de espaldas. Es característico de las civilizaciones en las que se traía a las mujeres como bienes muebles que deban adoptar la postura recostada durante el coito, a lo que se negó Lilit. Las hechiceras griegas que adoraban a Hécate eran partidarias de colocarse encima, según sabemos por Apuleyo; y así se ve en las primitivas representaciones sumerias del acto sexual, aunque no en las hititas. Malinowski dice que las muchachas melanesias ridiculizan la que llaman "posición misionaría", que exige que permanezcan pasivas y acostadas.

8. Naamá, "agradable", es explicada como significando que "la demonia cantaba canciones gratas a los ídolos". Zmargad sugiere smaragdos la aguamarina semi-preciosa; y en consecuencia puede ser su morada submarina. Un demonio llamado Smaragos aparece en los Epigramas Homéricos.

9. La creación de Eva por Dios con la costilla de Adán —mito que establece la supremacía masculina y oculta la divinidad de Eva— carece de análoga en el mito del Mediterráneo o del Medio Oriente primitivo. La fábula tal vez se deriva iconotrópicamente de un relieve o una pintura antigua donde aparecía la diosa desnuda Anat suspendida en el aire observando a su amante Mot dando muerte a su mellizo Aliyan; Mot (confundido por el mitógrafo con Yahvéh) introducía una daga curva bajo la quinta costilla de Aliyan y no le quitaba la sexta. Apoya la fábula conocida un oculto retruécano con tsela, la palabra hebrea que significa "costilla”. Eva, aunque destinada a ser la compañera de Adán, demostró que era una tsela, un "obstáculo" o "infortunio". La creación de Eva con la cola de Adán es un mito todavía más perjudicial, tal vez sugerido por el nacimiento de un niño con el vestigio de una cola en vez de un coxis, lo que no es infrecuente.

10. La fábula de la huida de Lilit al Oriente y del subsiguiente casamiento de Adán con Eva puede recordar- no obstante, un episodio histórico primitivo: los pastores nómadas admitidos en el reino cananeo de Lilit como huéspedes (véase 16.1) se apoderaron de pronto del poder, por lo que la familia real huyó y ocupó un segundo reino que debía fidelidad a la diosa hitita Heba.

El significado de "Eva" es motivo de discusión. En Génesis III.20 se explica Hawwah como "madre de todos los vivientes", pero ésta puede ser una forma hebraizada del nombre divino Heba, Hebat, Khebat, o Khiba. La diosa, esposa del dios de la tormenta hitita, aparece montada en un león en la escultura de una roca de Hattusas —lo que la iguala con Anat— y como una forma de Ishtar en los textos hurritas. Se la adoraba en Jerusalén (véase 27.6). Su nombre griego era Hebe, la diosa esposa de Heracles.




En Los mitos hebreos. El Libro del Génesis
Buenos Aires, Editorial Losada, 1969
Título original:
Hebrew Myths
The Book of Genesis
© 1963, 1964 by International Authors N. V.
y Dr. Raphael Patai, Great Britain

Imagen: Anselm Kiefer, Lilith, 1987-1990
Oil, emulsion, shellac, plumb, poppy, hair and clay on canvas, 380 x 560 cm.
© Anselm Kiefer, 2011, Courtesy Stiftung für Kunst und Kulture.V.




0 comentarios:
Publicar un comentario




***

Archivo

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP