Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Alejandra Correa: Destellos en «Maneras de ver morir a un pájaro»

17 de mayo de 2017






8. Tres mujeres


I.

Con la escoba en la mano
la muchacha de la limpieza
mira al jardín y piensa si no será mejor
barrerlos con un rastrillo:

son cientos
y se parecen tanto a las hojas muertas


II.

Frente al ciprés que se secó hace años
esta otra mujer se pregunta
por las repentinas flores raídas
que penden de las ramas
como murciélagos


III.

Conduce un C5 negro

Hace dos kilómetros que los pájaros caen a pique
impactan en el techo y el asfalto

Hunde el pie en el acelerador

le entra el miedo de no llegar a su casa

antes del Apocalipsis




9. Annette


I.

Algunos días sale de casa
sabiendo que en su camino
habrá un movimiento Hansel y Gretel
pero inverso

Buscará en el bosque las señales
que hace tiempo le dejó la infancia

Tienen la forma de pequeños pájaros secos
Los recolectará en su cuenco de mimbre

como si fueran peras o manzanas

Con sumo cuidado
como comúnmente se trata
a los frutos de papel


II.

Cuando llegue el invierno
y la bruma crezca desde la garganta del suelo
abrirá el cajón numerado

Uno a uno sacará los pequeños cuerpos
atendiendo a que no se deshagan con su
respiración caliente

Los vestirá con saquitos de lana rayados
con bufandas del tamaño de un lápiz

Luego archivará cada cuerpecito en el cajón
hasta el próximo verano


A Annette Messager



12. Nosotros


I.

El extraño que hay en nosotros
acecha en cada pájaro moribundo


II.

Después del nido silbando*
la fantasía traza en la tierra
las alas desplegadas:

Es la hora en que el ave
es más débil que su sombra


III.

Somos tres sobre la tierra:

vos
yo

y la muerte de todos los pájaros


* Verso del libro citado de W. Stevens 
en la traducción de Raúl Gustavo Aguirre



13. Epílogo


I.

El cementerio de los pájaros azules

el de los pájaros con picos transparentes

el camposanto de los que cayeron al atardecer del segundo día

el nicho abierto en la tierra de los que medían menos de cinco
centímetros de porte

la parcela de los pájaros cantores

la de las aves de raros silencios

la extensión de cuerpos volátiles que anidaban en todos los olmos
de las tierras alambradas

el prado sacro de los que tenían menos de tres días de vida y más
de tres años en su haber

el territorio final en el que las hembras callaron tras un graznido
amargo

el sitio donde el desierto fingió podredumbre para devorar
a sus buitres

o donde la montaña tuvo manos y jaulas de hielo
para sus halcones

¿dónde las 340 especies de colibríes?

¿y las aves de alas pesadas?

¿y las de plumas como estrellas?

¿Cuáles son los sitios
donde anida el dolor del mundo
y hace carne la muerte

de sus propias partículas?


II.

Como más tarde otros soles

el último pájaro
cayó a tus espaldas







Alejandra Correa, Río de la Plata, 1965
Es poeta, artista visual, comunicadora y gestora cultural
Ha publicado los libros de poesía: Río partido (1998), El grito (2002), Donde olvido mi nombre (2005), Los niños de Japón [+] (2010), Cuadernos de caligrafía (2009 y 2014)
Maneras de ver morir a un pájaro recibió el Segundo Premio Nacional de Literatura de Uruguay  (poesía inédita) en 2014 y la Mariposa de Plata del Concurso Internacional Marosa di Giorgio (Salto, Uruguay, 2013)

Junto a Julia Magistratti crea el sello editor La Gran Nilson









Maneras de ver morir a un pájaro
Diagramación de tapa e interiores: Marcia Cabezas
Imagen de tapa: Alejandra Correa
Foto AC en solapa: Marina Petit de Meurville
Buenos Aires, La Gran Nilson, 2015








Sitio:  Alejandra Correa, poeta y artista visual



0 comentarios:
Publicar un comentario




***

Archivo

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP