Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Catulli Carmina, LI

16 de noviembre de 2009







Parece un dios; si es imaginable,
más que un dios, aquel que
sentado frente a ti, te observa
y te oye

reír dulcemente. Miserable hombre soy:
esto que veo destruye mis sentidos.
Si estás frente a mí, Lesbia,
estoy perdido,

se vuelve torpe la lengua; un filamento
de fuego recorre los miembros; en los oídos
tintinean sonidos gemelos; la noche
cubre la luz.

El ocio, Catulo, te fastidia.
El ocio exalta demasiado.
El ocio perdió en otros tiempos
a reyes y estados.



Versión de Jorge Aulicino





0 comentarios:
Publicar un comentario




***

Archivo

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP