Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Más Denisa Comanescu - Elegía para un sombrerero

22 de junio de 2008





tú excavabas un túnel en la nieve
en alguna parte se oía con claridad el latido de un corazón minúsculo
te enganchaste a un trineo
y yo desde el útero materno me deslicé
al útero recién excavado
la nieve conmigo en el vientre como un pingüino ensangrentado
durante veinticuatro años me envolviste en un halo invisible
durante veinticuatro años viví entre vendas
pero la herida no existía
floreció pérfida y aniquiladora
sin posibilidad de escape
mucho más tarde, cuando aquel halo delgado
se volvió hacia ti,
lienzo blanco de casa tendido sobre tu sonrisa

cuando el grifo de garras de hierro me robaba las noches
te sorprendía el amanecer clavado en una silla
con mi mano-mariposa blanca en tu mano-hoja amarillenta
de nervios rojizos como farolas

el grifo se transformaba en un ave de hermosísimos colores,
el ave del paraíso, tal como me la mostraste en un libro
y tu mano me resultaba tan caliente y buena que yo me decía
que junto a mí dormía el ángel de la guarda

fuiste un sombrerero diestro, te cuidaste
de que mi sombrero rojo fuera ardiente,
de que ni una mota de polvo manchase el blanco,
de que el verde conservase intacta la clorofila
se te henchía el corazón cuando veías la pureza de esos colores
y como todo el tiempo pensabas que la temperatura
no me sentaba bien me envolviste en aquel halo delgado
que era tu poderío

ojalá te hubiese escuchado
cuando gigantesca tela de araña clavada entre tubos de oxígeno
gritabas: ahora, ahora voy a volar,
ojalá te hubiese abierto de par en par la ventana
y tú de verdad hubieses echado a volar
hasta convertirte en un dedo luminoso en una mano de cielo
la herida entonces floreció, pérfida y aniquiladora
sin posibilidad de escape
aquel halo delgado, túnel excavado por ti en la nieve,
ave del paraíso, marsupio masculino,
se desprendió de mí como si no hubiese existido
y se volvió hacia ti,
lienzo blanco de casa tendido sobre tu sonrisa



En Regreso del exilio
Traducción insatisfactoria: Joaquín Garrigós
Prólogo: Octav Soviany
Madrid, adamaRamada ediciones, 2008
http://www.adamaramada.org

0 comentarios:
Publicar un comentario




***

Archivo

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP